Barcelona y la política económica municipal

posted in: Negocios | 0

con los gobiernos municipales ya constituidas, tendrán que continuar con la gestión económica de Ada Colau y Manuela Carmena en las dos principales ciudades de España. Barcelona y Madrid Ahora, dos marcas de blanco Podemos, han ganado por la inoperància y la corrupción de los partidos tradicionales. Se entiende perfectamente. Cuando una buena parte de la población pierde toda perspectiva de futuro y está atrapado en la crisis, que está aquí para quedarse ahí sin importar lo que dicen los políticos, termina votando por los partidos alternativa nueva. Y en España, en la ausencia de una verdadera tradición liberal secular, esto significa democracia ordenada de los ciudadanos o populismo marxista de Podemos. Pero una cosa es la promesa y la realidad otra. Una cosa es capitalizar la indignación popular en la votación y otra para mejorar la miserable realidad. La solución a la desigualdad y la pobreza no se realiza masivamente elevar impuestos y pauperitzar toda la población. Es necesario erradicar el nepotismo y los privilegios de la élite depredadora, brindando oportunidades y los incentivos a la producción en una población excluida y desesperançada. Pero la acción política no puede reemplazar la dinámica de los mercados. Como acertadament comentó el padre John Freixanet jubilado, en el Santuario de Joncadella el domingo pasado, no son los políticos, pero la gente, que produce; no son los políticos, pero la gente que resuelve los problemas. En la mayoría, la administración puede intentar dejar que estorben demasiado. La iniciativa privada y la libertad de empresa son insustituibles.

Desafortunadamente, sin embargo, muchas veces opta por instituciones de coerción y coacción. Tanto en Barcelona como en Madrid, el programa económico de los partidarios brillante pasa a aumentar impuestos y gasto público, aumentando el intervencionismo económico ya asfixiante. Esto ha disparado aún más la elevada deuda municipal Madrid, cifrado en 6000 millones de euros y generará déficits en Barcelona, muy saludable hoy. En la ciudad, además, se propone restringir el turismo, que se prohíbe la expansión de espacios de hotel y revisar la celebración de congresos como el celular y controlar el mercado de bienes raíces, sancionar a los desalojos de banco y legalizando la postura en cuclillas. No dudo de los sinceros deseos de Ada Colau de la erradicación de la pobreza, la marginación y el desempleo. Pero esto no se hace de arriba a abajo, con el ingreso mínimo de integración social y el plan E municipal. La crónica subvención no genera riqueza, pero la dependencia y el plan de empleo no reducir el desempleo permanente, para crear un puñado de puestos de trabajo y con fecha de caducidad. El próximo mes de noviembre será verificar si estas falsas soluciones extienden a toda España.

George Franch Partner, doctor en economía y profesor de empresariales del Campus de la Universidad de Vic, Manresa – Universidad Central de Cataluña (UVIC-UCC)

Leave a Reply